martes, 7 de julio de 2009

Buscando el eslabón perdido

Es el intento de esta nota tratar de responder la pregunta ¿Cuál fue el primer videojuego?, cuestión que puede aparentar sencilla pero que resulta más complicada de lo que se cree, para poder desde allí iniciar un desarrollo de su historia hasta la actualidad. Al intentar obtener una respuesta concreta me encontré con cuatro posibles postulantes: “Lanzamiento de misiles” (1947)”, “Nin” (1951), “OXO” (1952) y “Tennis for two” (1958). A esta situación desde ya algo compleja debo adherirle las críticas que se hicieron descalificando o intentando descalificar a cada uno de ellos. Desde luego, la finalidad de este artículo es sumergirlos a ustedes en la misma problemática con la que me encontré e intentar dar una respuesta que desde ya reconozco parcial y para nada definitiva.
Lo primero es obtener una definición del videojuego, es necesario saber qué es para decidir cuál fue el primero. Tras indagar algunas páginas web ésta me resultó la más apropiada: “Un videojuego es un programa de computación creado para el entretenimiento, basado en la interacción entre una o varias personas y un aparato electrónico que ejecuta dicho videojuego. Se desarrollan en un monitor de computadora o en una televisión, en los que el programa va grabado en cartuchos o discos ópticos, discos magnéticos o tarjetas de memoria especiales para juegos”. Por supuesto, sabemos que pueden tener muchas otras características pero considero que éstas son las indispensables, las que tienen que estar para poder decir que un videojuego es un videojuego.
Empecemos con el recorrido. En 1947 se concibe por primera vez la idea de videojuego y es patentada con el nombre de “Lanzamiento de misiles”. El problema aquí es que más allá de la patente no podemos decir que se trate de un videojuego, al menos no en los términos que lo representan hoy en día. Más bien podemos definirlo como el primer experimento electrónico de una simulación en una pantalla. Se trataba de la adaptación de un rádar (de los empleados habitualmente en los buques armados) con válvulas que se proyectaban sobre una pantalla de rayos catódicos, y que con una sobreimpresión en la misma, era capaz de calcular una curva de lanzamiento de misiles hacia objetivos virtuales. No se puede considerarse videojuego como tal puesto que no había movimiento, ni tan siquiera juego, sólo dispositivos con capacidad de luminancia, lo que desde luego le impide formar parte de nuestra definición.
Más tarde, en 1951, aparecerá Nim, un juego basado en un clásico oriental que iniciaba con determinado número de pilas de fichas y en el que cada jugador usaba su turno para tomar una o más hasta que la última era levantada. En la forma más fácil de jugarlo se consagrará ganador aquel que agarré la última ficha. En este caso podemos referirnos al ordenador que ejecutaba el juego (Nimrod) como la primera computadora digital diseñada específicamente para jugar un juego, tal vez, incluso el primer juego computarizado, pero no un videojuego. El problema con “Nim” se encuentra en la ausencia de una pantalla en la que se desarrollé el juego (algo que sí tenía el antecesor “Lanzamiento de misiles”) ya que el panel de visualización estaba constituido por focos de luz. Al principio creí que esto no era realmente importante y que constituía más bien parte de la evolución tecnológica del videojuego pero finalmente decidí que la representación virtual en la pantalla es una de las principales características que lo distinguen, por ejemplo, de un juego de mesa.
Un año más tarde, más específicamente en 1952 aparecería OXO, a mi parecer, el primer videojuego de la historia. Se trata de una versión en gráficos computarizados del conocido “Tres en raya”, juego en el que se alternan dos personas para dibujar una cruz o un círculo respectivamente en un cuadrado dividido en nueve espacios. Aquel que logré ubicar tres de sus figuras en línea horizontal, vertical o diagonal será el ganador. Este videojuego tiene todos los requisitos que mencionamos en esta nota (hay juego, hay representación virtual, interacción con una computadora, etc.) pero a pesar de ello suele ser descalificado por no tener video animación y se le otorga el lugar de primer videojuego a “Tennis for two”, diseñado años más tarde. Personalmente no adhiero a esta posición, considero que la video animación forma más bien parte de lo que es la evolución tecnológica del videojuego y no corresponde descalificar un videojuego como tal porque no lo tenga. Sería, en todo caso, tan absurdo como descalificar una película por no usar efectos especiales.
En conclusión, encuentro a OXO como el primer videojuego de la historia. Desde luego es posible que me equivoque ya que no ambiciona resolver un dilema que lleva tantos años sin resolverse y que tal vez nunca se resuelva (recordemos que, por ejemplo en literatura, aún se discute si la primer novela de no-ficción fue escrita por Truman Capote o Rodolfo Walsh). Se trata más bien de un punta pie que espero que ustedes sigan con sus comentarios y que me permitirá a mí iniciar un recorrido de la historia de los videojuegos en el que pueda hablar individualmente de sus antecedentes y su importancia en la materia.

Imágenes de arriba hacia abajo:
1) Diagrama de "Lanzamiento de misiles"
2) Nimrod, la computadora que ejecutaba "Nim"
3) "OXO"
4) "Tennís for two"

Fuentes:
http://en.wikipedia.org
http://www.goodeveca.net
http://www.scenebeta.com

2 comentarios:

  1. Eeeeexceletísimo informe. Todo un "problema" que seguramente se ha planteada cualquier persona que se interese medianamente por los videojuegos.
    Me parece que antes que nada, en la definición de videojuego, falta un punto importante que es el hecho de que "el usurio debe poder controlar ciertos aspectos del programa tomando decisiones para cumplir un objetivo ateniendose a ciertas reglas".
    Yo creo que sin objetivo y sin reglas, no hay juego. Algo sin eso sería un juguete.
    Como decis, tampoco comparto el hecho de OXO sea descartado por no tener animación. Si vamos a eso, entónces (casi) ninguna aventura conversacional sería un videojuego. Y la verdad, ahora que me pongo a analizarlo, puede que bajo ese concepto, las aventuras conversacionales no se tomen como videojuegos. Pero bueno, hasta hace unos segundos me parecieron videojuegos, yh hasta que no lo analice bien, lo voy a seguir pensando.
    Por ende, coincidiría con vos en que el primer videojuego es OXO.

    ResponderEliminar
  2. voy a aprobechar y mandarte un saludo por el cumpleaños, ojala la pases bien che! y por el tema del juego, no sabia q habia juegos mas viejos al tenis, pero coincido con vos, el ta te ti es el q mas se parece a un juego de los primeros je, le doy un voto tambien!

    Agu!

    ResponderEliminar